Consejos de carga de la batería de los móviles

5 consejos para cargar la batería de tu iPhone y alargar su vida útil

Muchas veces surgen dudas sobre cómo se debe de cargar la batería de un móvil. Hay mucha confusión en este tema, en gran parte debido a que las recomendaciones han cambiado con el cambio a baterías de iones de litio frente a tecnologías que se utilizaban en el pasado.

Por ejemplo, antes se recomendaba cargar la batería de un dispositivo durante, al menos, una noche completa antes de empezar a utilizarla. Esto ya no es necesario y hasta podría ser contraproducente.

En las siguientes líneas os mostramos 5 consejos sobre cómo cargar la batería de tu móvil para prolongar al máximo su vida útil. Da igual que tengas un iPhone de última generación como el Xs, un iPhone 5s o incluso cualquier terminal Android, todos montan baterías de iones de litio, así que las recomendaciones son las mismas.

1.- No esperes a que la batería se agote por completo

Esta recomendación también se utilizaba en tecnologías anteriores, debido en gran parte al efecto memoria. En la actualidad esto está solucionado y no es necesario dejar que la batería se agote por completo. Además, tampoco es necesario cargarla al 100 % cada vez. Es más, hacer cualquiera de estas dos cosas de forma habitual podría llegar a acortar la vida de la batería.

La recomendación actual es hacer cargas siempre que sea necesario y procurar mantener la batería entre un 30 y un 80 % de carga total. No pasa nada si en alguna ocasión se agota por completo o se carga al 100 %, pero si es posible mejor mantenerla dentro de esos rangos.

2.- Cuidado con la temperatura

La temperatura es, quizá, el peor enemigo de las baterías de iones litio. Es por ello que tanto Apple como otros fabricantes hablan de unos rangos de uso recomendados. En concreto Apple habla de una temperatura máxima de entre 0 y 35 º, aunque la recomendación de uso está entre los 16 y 22 º.

Por supuesto no siempre es posible utilizar el smartphone a esas temperaturas, pero siempre debe primar el sentido común. Si estás a pleno sol, por ejemplo en la playa, y estás cerca de los 40 º, procura utilizar el teléfono lo menos posible. Lo mismo si estás en un lugar a varios grados bajo cero, por el bien de la batería y también por el bien de tus manos, procura dejar el iPhone en el bolsillo.

3.- El proceso de carga, mejor con cargadores inalámbricos

Este punto está bastante relacionado con el anterior y es que el proceso de carga hace que la temperatura de la batería suba bastante. Esto es normal, ya que está recibiendo energía y los componentes químicos que la almacenan están trabajando para poder guardarla.

Durante el proceso de carga es recomendable no utilizar el smartphone y usar siempre un cargador oficial. De este modo la temperatura estará más controlada y no habrá problemas de sobrecalentamiento.

Otra recomendación es que si estás en un ambiente my caluroso intentes poner el iPhone a cargar en la zona más fresca posible y también retires la funda de protección en caso de que la utilices. De este modo el móvil se refrigerará mejor y no subirá tanto la temperatura.

Como decía al inicio de este apartado, siempre que puedas utiliza un cargador inalámbrico. Generalmente la carga con este tipo de cargadores es más lenta y eso también reduce la temperatura que alcanza el dispositivo. Además, con un cargador inalámbrico será muy difícil que lo utilices mientras lo cargas, ya que la tendencia es sujetar el teléfono en las manos y no dejarlo apoyado en el cargador.

4.- Los ciclos de carga

Las baterías de iones de litio tienen una vida útil determinada que se mida en ciclos de carga. Un ciclo de carga es cuando la batería pasa del 100 % al 0 % y vuelve a subir al 100 %. Es decir, cada vez que la batería se agota por completo y vuelve a cargarse se contaría un ciclo.

Apple asegura que las baterías de los iPhone tienen una vida útil de unos 500 ciclos de carga y que después de ese tiempo todavía sería capaz de aguantar sobre un 80 % de su capacidad inicial.

Teniendo en cuenta que no todos los días se cumplirá un ciclo de carga (si un día cargas del 20 % hasta el 90 % y al día siguiente otro 30 % solo consumirás un ciclo en dos días) la vida útil de la batería de un iPhone rondará los dos años con un uso normal, aunque podría ser más largo si lo utilizas muy poco o más corto si necesitas varias cargas diarias por ser lo que se conoce como heavy-user.

5.- Evita la carga rápida lo menos posible

Es evidente que la carga rápida es muy útil y permite cargar la batería del iPhone en tiempo récord, pero también tiene sus problemas y el principal es que aumenta mucho la temperatura de la batería del iPhone.

El motivo es que la carga rápida funciona enviando más energía, lo que se traduce también en mayor temperatura. Es por eso que, aunque útil, mejor evitar la carga rápida salvo en las situaciones en las que es totalmente imprescindible.

Artículo anterior Ya puedes comprar el iPhone XR reacondicionado ¡Ampliamos catálogo!
Artículo siguiente Teclado del iPhone: 5 trucos para ser más productivo

Deja un comentario

* Required fields